Positiveth-happiness

Este fin de semana me ha tocado chute!

Me explico…después de mi último brote me han cambiado el medicamento a uno mucho más eficaz: Tysabri (natalizumab).

Con este medicamento tengo que ir cada 4 semanas al hospital para que me lo pongan por vía intravenosa. Vamos, para que me chuten!

Llevo ya varios chutes y es curioso porque  donde me ponen el medicamento, hay mucha más gente que también van para que les pongan sus tratamientos (no sólo para Esclerosis múltiple)! Es una sala del hospital de día con 10 sillones y 4 camas donde entramos nos chutan durante unas horas y nos vamos.

Y la verdad que me encuentro de todo: personas graciosas, personas serias, un chico que ligaba con la chica del sillón de al lado (si, cada uno enchufado a su medicamento y ligando! No pierden el tiempo!); también  me encontré con una periodista famosa, con gente curiosa, con optimistas y también con pesimistas. Pero hay tipos de pesimistas, porque en el anterior chute me tocó al lado de un pesimista/hipocondríaco pero era muy gracioso y nos reíamos con él!

Este sábado me toco al lado una señora muy pesimista y también con Esclerosis Múltiple. Estaba en pleno brote y por eso iba en silla de ruedas. No soy quien para juzgar a otros, pero (con perdón…)  entre otras cosas me decía “esto no es una enfermedad, esto es una putada”. Me comentaba que se estaba dedicando a denunciar a todos los establecimientos que no estuvieran adaptados para sillas de ruedas. Y también que no iba a ser feliz hasta que se librara de la silla de ruedas. Estaba esperando a que los corticoides, un medicamento o lo que sea le libraran de la silla de ruedas.

La verdad que me quedé pensando después del chute, porque muchas veces esperamos que ocurra algún hecho para ser felices. Esperamos que la felicidad vendrá en un futuro en vez de pensar que la felicidad la puedes encontrar en tu día a día.

Leí el otro día un texto que tenía mucha razón y es que cuando eras pequeño y estabas en el colegio, te decían que realmente ibas a ser feliz cuando fueras a la universidad, porque ibas a estudiar lo que te gustaba.

En la universidad, muchos esperaban la felicidad en la independencia económica.

Y cuando tienes ese primer trabajo, mucha gente cree que la felicidad está en enamorarse. Luego esperas que la felicidad esté en el matrimonio, o cuando vengan los hijos; o cuando los hijos sean mayores; o cuando te jubiles, etc

Y es que nos pasamos la vida esperando. Esperando el momento en que creemos que vendrá la felicidad y eso no puede ser.

 

Así que busca la felicidad HOY, AHORA, busca al menos 3 motivos por los que hoy puedes ser feliz: tu familia, amigos, ese viaje que planeas, lo que quieras! Pero seguro que encuentras motivos por los que ser feliz ahora.

 

NO ESPERES PARA SER FELIZ, SE FELIZ HOY!

 

Anuncios